Tres investigaciones en un día, es a lo que se está enfrentando Facebook últimamente.

El gigante de las redes sociales fue golpeado el jueves por tres investigaciones sobre sus prácticas de privacidad, después de un mes lleno de fallos de seguridad e infracciones de la privacidad. Esta investigación triple es la última de una serie de violaciones embarazosas y perjudiciales en la empresa.

La primera investigación fue de la autoridad de protección de datos irlandesa que investigó la violación de «cientos de millones» de contraseñas de los usuarios de Facebook e Instagram que estaban almacenadas en texto sin formato en sus servidores. La compañía será investigada conforme a la ley europea de protección de datos GDPR, que podría dar lugar a multas de hasta el cuatro por ciento de sus ingresos anuales globales por el año infractor, que ya ascienden a varios miles de millones de dólares.

Después, las autoridades canadienses confirmaron que el asediado gigante de las redes sociales infringió sus estrictas leyes de privacidad. La Oficina del Comisionado de Privacidad de Canadá dijo que planea llevar Facebook a un tribunal federal para obligar a la compañía a corregir sus «graves violaciones» de la ley de privacidad canadiense. Los hallazgos se produjeron tras el escándalo de Cambridge Analytica, que almacenó más de 600.000 perfiles de ciudadanos canadienses.

Finalmente, y un poco más cerca de casa, Facebook fue golpeada por su tercera investigación, esta vez por la fiscalía general de Nueva York. Están investigando la reciente «recolección no autorizada» de 1.5 millones de direcciones de correo electrónico de usuarios, que Facebook usó para la verificación de perfiles.

El portavoz de Facebook Jay Nancarrow dijo que la compañía está «en contacto con la oficina del fiscal general del estado de Nueva York y está respondiendo sus preguntas sobre el asunto».

Sin embargo, parece que los continuos escándalos no afectan a Facebook, que continúa con una valoración positiva en bolsa después de estas noticias.