Mejorando las ventas con un catálogo interactivo

Con la llegada de las páginas web hace algunas décadas y, más tarde, con la proliferación de las redes sociales y las tiendas online, la presencia online de todo tipo de productos y servicios se vio incrementada en detrimento de la publicidad en papel. Atrás quedaron aquellos tiempos donde los catálogos de productos y servicios impresos reinaban en las presentaciones comerciales.

Sin embargo, existe un tipo de catálogo que no solo no ha disminuido su presencia, sino que ha aumentado durante los últimos años, se trata del catálogo interactivo.

Este tipo de catálogos estilo mobile sales, generalmente presentados en una tablet o en otro equipo informático, aportan a los agentes comerciales una herramienta indispensable no solo para mostrar sus productos y servicios, sino para gestionar pedidos, consultar stock, precios, características técnicas y, por supuesto, para incrementar las ventas y acuerdos con el cliente final.

Las ventajas de un catálogo interactivo

Para un comercial, disponer de un catálogo interactivo bien diseñado y con una buena usabilidad, es un arma indispensable para cerrar tratos con los clientes.

Un catálogo interactivo de calidad nos aporta:

  • Presentaciones mejoradas: mejora la calidad de las presentaciones haciendo que estas sean más visuales, contengan más información y, al ser navegables, presenten los contenidos de una forma más lógica y ordenada.
  • Imagen de marca mejorada: los elementos audiovisuales de las presentaciones o los dispositivos utilizados para reproducirlas son elementos que aportan modernidad y frescura a la imagen de nuestra marca.
  • Interacción con los clientes mejorada: nuestros clientes se sentirán mejor atendidos y asesorados gracias al uso de la tecnología en nuestro catálogo.
  • Información asociada al producto ampliada: la información que mostramos de cada uno de nuestros productos o servicios es mucho más completa, permitiendo que nos adelantemos a resolver cualquier posible pregunta de nuestros clientes.
  • Ventas aumentadas: como consecuencia de todas las ventajas anteriores y de un catálogo optimizado para mejorar las ventas, dichas ventas se ven incrementadas.
  • Catálogo offline: otra de las ventajas de tener un catálogo interactivo es la posibilidad de disponer de él incluso cuando una conexión a Internet no está disponible. Así, en cualquier entorno sin datos, cobertura, o incluso, sin electricidad, podremos mostrar nuestro catálogo de forma independiente, utilizando una tablet alimentada por su propia batería.

Características de un catálogo interactivo

Además de las ventajas anteriores, un catálogo interactivo puede aportar diferentes características que aumentan su versatilidad.

  • Gestor de pedidos: venta móvil y en remoto, automatización de las ventas, gestión fácil de precios y de pedidos, formalización de ventas en menos tiempo.
  • Gestor de contenidos: contenidos del catálogo centralizados, la capacidad de múltiples idiomas o divisas y otras características avanzadas facilitan el día a día del departamento comercial.
  • Integración con CRM y ERP: la integración del catálogo con un CRM permite mejorar las relaciones con clientes y los procesos comerciales, la integración con un ERP permite mejorar los procesos internos de la empresa, especialmente la productividad y las finanzas.
  • Integración con e-commerce: mediante conectores aplicados a las principales soluciones de e-commerce, podemos tener sincronizado en todo momento nuestro catálogo con nuestra tienda online.
  • Analítica: podemos disponer de un panel de control donde consultar informes y analíticas, filtros, KPIs y otros objetivos de la empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

33 − = 25