Trucos para ahorrar luz y energía en casa

Como casi todos los españoles (y europeos) sabemos, durante los últimos meses se han alcanzado máximos históricos en las tarifas de la luz y otros suministros energéticos, lo que ha provocado que los costes de los recibos de la luz y el gas se hayan disparado. A raíz de este incremento, muchos otros productos y servicios también han experimentado una subida de precios que ha afectado al bolsillo de los consumidores y se espera continúe haciéndolo durante todo 2022.

Por eso, en el siguiente artículo, te vamos a contar algunos trucos para ahorrar todo lo que puedas en las tarifas luz, uno de los gastos más significativos de cualquier hogar español a día de hoy.

Aprovecha la luz del día

Como es por todos conocido, la luz solar es el mejor sustituto natural de la energía eléctrica. Abrir unas cortinas, subir una persiana al máximo o cambiar la orientación de nuestros muebles para recibir más luz del exterior, puede significar un ahorro importante en electricidad durante el resto del año.

Adaptar nuestros horarios de trabajo a las horas que más luz del día aportan (evitando trabajar por la noche) también es muy recomendable.

Las placas solares

A pesar de que no todo el mundo puede disponer de esta tecnología por el espacio o costes que requiere, todos podemos tener una pequeña placa solar en una ventana, lo que conseguirá darnos energía para al menos un teléfono móvil. Puede parecer que es poco ahorro, pero si sumamos las cargas durante muchos años, este ahorro crece considerablemente.

Los generadores eólicos

Cada día se ven más generadores eólicos portátiles que nos permiten conectar nuestro portátil, tablet o móvil en el campo. Podemos usar uno de estos generadores en nuestro jardín cuando hace viento para conseguir una energía gratuita adicional.

Ahorra en calefacción

Si tu calefacción es eléctrica y la pones a menudo, esta es la principal responsable del gasto eléctrico en tu domicilio. Generar calor mediante energía eléctrica es muy caro.

Puedes abrigarte más, intentar mejorar el aislamiento de tus puertas y ventanas, o incluso incorporar un elemento de calefacción con una fuente de energía alternativa, como por ejemplo, las estufas de parafina. De esta forma controlaras por separado el gasto en calefacción y tu factura de la luz disminuirá de forma notable.

La lavadora

Intenta no poner tan a menudo la lavadora, gasta mucha luz. Cuando la pongas, intenta que siempre esté cargada al máximo, ya que todo el espacio que queda libre en el bombo de una lavadora es energía desaprovechada.

Cada vez más gente lava su ropa interior a mano a la vez que se ducha, lo que te permite poner muchas menos lavadoras y ahorrar mucha energía.

Aprovecha los horarios de luz más barata

Casi todas las tarifas de luz estándar tienen unos horarios en los cuales la luz es mucho más barata. Estos horarios son generalmente nocturnos (de 12 de la noche a 8 de la mañana) o durante fines de semana. Aprovecha esos horarios para realizar las tareas que requieren una mayor carga energética, como utilizar lavadora, secador, cocinar platos que requieren muchas horas de horno o cocina vitrocerámica, etc.

También existen horas concretas donde el coste de la luz es mucho más caro en las que debes intentar evitar consumir demasiada energía. Informarte bien de estos horarios y adaptarte a ellos puede ahorrarte mucho dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 1 =