¿Han bloqueado tu IP? Descubre cómo seguir navegando por cualquier web

Internet se ha convertido en una parte muy importante de nuestras vidas. La red de redes ha cambiado la manera en la que realizamos muchas acciones cotidianas de nuestro día a día. Según el informe ‘Digital en 2020’, publicado por la plataforma de gestión de redes sociales Hootsuite y la agencia creativa especializada en social media We Are Social, alrededor de 43 millones de españoles se conectan diariamente a Internet y pasan casi 6 horas al día navegando por la red. Por este motivo, cuando los usuarios de Internet intentan acceder a un sitio web y se encuentran con la sorpresa que han bloqueado su dirección IP por diversas razones, ya sea como medida de seguridad, privacidad o políticas del país, sienten que se les viene el mundo encima.

Cuando los usuarios acceden a Internet lo hacen usando una dirección IP. El significado de las siglas IP es Internet Protocol, o protocolo de internet. La definición de IP simplificada es un código numérico de ocho dígitos separados por puntos que identifica a cada dispositivo que se conecta a Internet en el momento de dicha conexión, por lo que estará permanentemente identificado durante la navegación por cualquier web.  De esta forma, las operadoras de telecomunicaciones pueden emplear técnicas como el filtrado de IP para evitar que los usuarios accedan a servicios específicos.

Elegir VPN para salir del bloqueo

El mejor método para saltarse el bloqueo de la dirección IP es tener acceso a algunos de los mejores VPN del mercado. Una red privada virtual o VPN (Virtual Private Network) es una tecnología de red que utiliza combinaciones para cifrar todo el tráfico que salga y entre al dispositivo. 

La principal ventaja de los servicios de VPN es que ocultan las identidades de sus usuarios asignándoles nuevas direcciones IP. Esto se debe a que, cuando el usuario se conecta al servidor de VPN, la red privada virtual le asigna una dirección IP totalmente distinta, la cual corresponde con una determinada ubicación geográfica. De esta forma, como hemos apuntado anteriormente en la definición de IP, esto permite camuflar el origen de la conexión del usuario para que pueda seguir navegando por cualquier web saltándose el bloqueo de su dirección IP. Además de ocultar la dirección IP del dispositivo, las redes VPN mejoran la seguridad y la privacidad en general a la hora de navegar por la red de redes, ya que todos los datos se envían de forma cifrada.

Alternativa a las redes VPN

Otra alternativa que tienen los usuarios para ocultar la dirección IP y seguir navegando por cualquier web es utilizar un servidor proxy. Aunque se trata de una tecnología menos segura que las redes VPN, el proxy también actúa como máscara para ocultar la información en Internet y saltarse cualquier tipo de bloqueo, ya que hace de intermediario entre las conexiones de un cliente y un servidor de destino. La página web no sabrá cuál es la dirección IP del dispositivo sino la del proxy. El principal problema del servidor proxy es que no cifra la información, por lo que, aunque la dirección IP esté oculta, alguna persona puede acceder a la red y los datos que transmite el usuario al navegar por Internet.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *