Consejos para que el trabajo desde casa no se convierta en un dolor de cabeza

¿Trabajando desde casa? ¡No trabajes desde el sofá! Consejos de ergonomía para trabajar desde el escritorio de tu casa. Asegúrate de que el escritorio de tu nueva oficina sea ergonómico. Hemos creado este pequeño artículo para contarte lo que funciona y lo que no funciona como empleado remoto. Compartimos estos consejos y trucos.

  • Escritorio y sillas ergonómicas. Tu nuevo sitio de trabajo debe ser ergonómico, cómodo (no demasiado o nos dormiremos) y estar bien ajustado. Esto hará que no te canses tanto durante las horas de trabajo y serás más productiva.
  • No comas en el área de trabajo o sobre el ordenador. Esto reduce la tentación de comer o comer sin sentido, y es más higiénico.
  • Haga que el personal se registre diariamente, para que sus compañeros de trabajo se registren. Empezamos a hacer esto en nuestro lugar de trabajo. Trabajar desde casa es trabajar para ti, o podrías estar luchando y echando de menos a tus compañeros de trabajo. Mantén esas conexiones.
  • Vístete o haz un esfuerzo en la apariencia física. Te sentirás mejor cuando te duches, te laves los dientes y sigas con tu rutina.
  • Muévete. Es probable que no estés recibiendo tanto movimiento. (No caminar por el pasillo para hablar con alguien, obtener un documento de la impresora, caminar al baño, etc.), así que necesitas encontrar formas de conseguir movimiento en tu día. Ideas: Haz flexiones contra la encimera mientras esperas a que se caliente la comida o la bebida. Ponga un cronómetro: cada 30 minutos, haga 60 segundos de saltos, arremetidas, sentadillas en silla, haz algunos juegos de escaleras extras, etc.
  • Tenga un espacio de trabajo dedicado, pero ahora empiece a variarlo. No vas a las reuniones ni estás rodeado de otros compañeros de trabajo, así que el espacio de tu oficina en casa puede empezar a parecer aburrido. Ve a sentarte fuera un rato si te gusta el exterior, lleva tu portátil a otra habitación durante una hora. Añade flores frescas a tu escritorio o fotos de tu familia, como lo harías en tu oficina.
  • Sigue tomando descansos y descansos completos para el almuerzo. Los necesitas para tu cordura mental. Ahora, debería hacer descansos todos los días. Al poder descansa, serás más productiva y estarás concentrada durante el día.
  • Haz “planes”: No te apresuras a salir del trabajo para recoger a tus hijos o ir a un partido de béisbol o a clases de piano, pero eso no significa que debas seguir trabajando.
  • Haga ajustes. Tener un horario fijo es útil, pero hay que darse cuenta de lo que funciona mejor en ciertos momentos, para usted y su familia. Hable con su supervisor sobre la flexibilidad de horarios si necesita tomar descansos más largos durante el día de trabajo para sus hijos. Además,
  • Tengan en cuenta que programan demasiadas reuniones online en una semana. Requieren tanto o más esfuerzo que las reuniones del F2F. Siéntase libre de no usar siempre su cámara web o de usar el teléfono para hablar con la gente. Puede ser agotador estar constantemente mirando varias “caras” en una pantalla.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *