Amortizando la cuarentena: cursos y titulaciones a distancia

Hace ya muchos años que la Universidad a distancia dejó de ser la única opción para obtener titulaciones, conocimientos o incrementar nuestras oportunidades laborales desde casa.

En tiempos de cuarentena y coronavirus, la formación online está resurgiendo con más fuerza que nunca, ya que son muchos los alumnos que se animan a mejorar su perfil académico o a obtener una titulación oficial que no requiera de presencialidad.

Ciclos formativos y FP a distancia

Hoy en día, tenemos la posibilidad de obtener titulaciones oficiales mediante ciclos formativos de grado medio y superior de montones de disciplinas diferentes.

Podemos formarnos para distintas profesiones, por ejemplo, haciendo un módulo de salud, un grado en finanzas o comercio internacional, un curso de docencia infantil o de programación informática, etc. Las opciones y salidas profesionales son prácticamente ilimitadas.

Cursos a distancia

Si lo que queremos es formarnos durante un período más corto o en algo muy concreto, es posible que en lugar de una titulación oficial estemos interesados en hacer un curso. Los cursos pueden ser de muchos tipos: cursos de introducción o de especialización, pueden aportar o no un certificado de validez o diploma, etc.

En profesiones relacionadas con la informática, es muy habitual que continuamente aparezcan herramientas o lenguajes nuevos que nos obligan a estar siempre reciclando nuestros conocimientos. Para este tipo de necesidades, es posible que una titulación nos quede demasiado grande y que nos sea suficiente con participar en un curso de algunas semanas o meses.

Ventajas del aprendizaje a distancia

Una de las principales ventajas del aprendizaje a distancia es que nos permite adaptar la formación a la vida personal y laboral.

Por lo general, también se suele poder establecer nuestro propio ritmo de estudio, es decir, nosotros decidimos cuándo y dónde estudiar. No importa dónde vivamos o nuestra franja horaria, podemos obtener nuestro título desde una gran ciudad en EEUU o desde un pueblo remoto del norte de África (siempre que tengamos acceso a Internet).

La educación a distancia, a menudo se utiliza por personas con estudios previos que buscan mejorar sus titulaciones académicas. Es habitual que se cursen estudios superiores de forma online que complementan a unos estudios realizados anteriormente de forma presencial.

Otra de las ventajas de la educación a distancia es el ahorro de tiempo y los costes reducidos. La educación online cuesta menos porque, entre otras cosas, no hay desplazamientos, no hay gastos de alojamiento adicional, hay menos libros físicos y menos material escolar.

Otro punto importante a tener en cuenta son los gastos indirectos: si no nos desplazamos a diario a nuestro centro de estudio, ahorraremos mucho en cosas como ropa, calzado, bebidas o comida en cafeterías y restaurantes.

Como principal desventaja de la educación online, se suelen citar las mayores posibilidades de distracción. El no poder contrastar de forma tan directa con compañeros y profesores, puede contribuir a que algunos alumnos tengan más despistes. Este problema no es tan importante cuando ya tenemos una madurez formativa, pero si los alumnos son niños, posiblemente tengamos que seguir unas pautas de estudio que les eviten distraerse fácilmente.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *