Redes VPN ¿qué son y cómo funcionan?

Cuando hablamos de VPN nos referimos a una red privada virtual. Estas siglas derivan de las palabras inglesas Virtual Private Network. Se trata de un servicio que crea una conexión segura y cifrada. Con ello, obtendremos más privacidad y anonimato, lo que permite eludir el bloqueo y la censura de algunas áreas geográficas. Las VPN extienden una red privada a través de una red pública, de este modo, el usuario puede enviar y recibir datos de una forma segura a través de internet. Los proveedores de servicios de internet (ISP) manejan una gran cantidad de información sobre las actividades del cliente. Además, algunos puntos de acceso Wifi no seguros pueden ser una vía para acceder a los datos personales del usuario. Las VPN se pueden utilizar para ocultar el historial de navegación de un usuario, la dirección IP, la ubicación geográfica, la actividad web o los dispositivos que se utilizan.

¿Cómo funciona una VPN?

Una Virtual Private Network o red privada virtual utiliza protocolos de tunelización para cifrar los datos al producirse el envío y descifrarlos en la recepción. Con la particularidad de que las direcciones de origen y recepción también están cifradas para proporcionar una mayor seguridad para las actividades en línea. Muy útil para proteger las transmisiones de datos en dispositivos móviles. Si tienes interés en adentrarte y conocer estas redes, podemos comenzar con servicios gratis VPN.

¿Para qué se utiliza una VPN?

Cómo hemos explicado la VPN se utiliza para la privacidad virtual de un usuario pero también, de una organización. Precisamente, en estructuras empresariales u otros tipos de organizaciones de cualquier índole, en las que existe un tráfico considerable de datos sensibles, las VPN cobran un especial sentido. Con este tipo de redes virtuales se aseguran que solo usuarios autorizados puedan acceder a su centro de datos, utilizando canales encriptados. Así como a otras bases de datos de la misma organización que se encuentren en áreas diferentes. Cuando un dispositivo está conectado a una VPN cuenta con un protocolo de interruptores activos que evitan que los dispositivos se conecten a redes inseguras. Hay, además, un protocolo de interruptores pasivos que es aún, más seguro. Los pasivos no permiten que el dispositivo pueda conectarse a redes que no sean VPN, incluso, cuando está desconectado del servidor VPN. Cada vez, encontramos más proveedores de estas redes virtuales, pero como podemos suponer no todos, tienen la misma calidad y potencia. Necesitamos un proveedor que ofrezca una capacidad importante de sus servidores para que repercuta en la velocidad de carga y descarga como es express VPN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 3 = 1