Eligiendo el mejor hosting web

Durante los últimos años de evolución del mercado web, el papel de los servicios de hosting está siendo cada día más importante. La calidad de un alojamiento web puede influir directamente sobre los rankings de Google. Es conocido que factores como la velocidad de carga o la seguridad SSL tienen una importante influencia sobre las posiciones que un sitio web ocupa en los buscadores.

La industria del alojamiento web está viviendo una segunda juventud gracias al crecimiento de plataformas e-commerce que se ha experimentado durante los últimos meses.

Por algunos factores como los anteriores, o simplemente por disfrutar de la tranquilidad que brinda un buen servicio, es importante que elijamos bien antes de contratar nuestro próximo servicio de hosting web.

Características a tener en cuenta

A la hora de elegir un servicio de hosting de calidad, son muchos los factores que debemos tener en cuenta. La calidad de un servicio suele estar determinada por distintas características como la estabilidad del servidor, la velocidad de carga, la capacidad de resolución de problemas del servicio de soporte, o las configuraciones concretas del alojamiento, como la capacidad de procesamiento asignada (CPU), la memoria o el ancho de banda.

A continuación, vamos a analizar cada uno de esos factores y explicar por qué los debemos tener en cuenta antes de elegir un servicio de alojamiento entre las distintas ofertas de los mejores hosting.

Estabilidad del hosting: una de las principales preocupaciones de los usuarios de los sitios web son las incidencias. Cuando una persona administra decenas o cientos de sitios web, tener confianza en el alojamiento web es esencial. La inestabilidad de un hosting y la interrupción del servicio, sea provocada por el motivo que sea, es una razón importante para buscar una alternativa.

Velocidad de carga: es un factor esencial, no solamente de cara a la mejora en los buscadores, sino que es determinante en la experiencia del usuario. Un sitio web o e-commerce que cargue sus páginas en más de unos pocos segundos verá aumentado el porcentaje de rebote de usuarios y como consecuencia, perderá tráfico e ingresos.

Geolocalización del servidor: muchos expertos en posicionamiento defienden que la IP o localización geográfica del servidor web debe coincidir con el país del público al que se dirige esa web. Es decir, si nuestro sitio online es una tienda que vende en España, no solo se recomienda que utilicemos un dominio .es, sino que también nuestro hosting tenga IP española, lo que nos invita a elegir una oferta de alguno de los mejores hosting españa.

Servicio de soporte: el soporte es otra parte del servicio a la que los clientes suelen dar mucha importancia. Existen soportes técnicos o de facturación muy dispuestos a colaborar y solucionar cualquier tipo de problema. Otros, en cambio, son mucho más estrictos y apenas ofrecen flexibilidad a la hora de atender un problema. Si no somos usuarios avanzados, el disponer de un soporte de calidad es algo fundamental.

Características del servidor: un servidor web se comporta en cierto modo como un ordenador o smartphone. La velocidad de procesamiento (CPU), la cantidad de memoria física (almacenamiento SSD), la cantidad de memoria volátil (RAM) o el ancho de banda (velocidad de envío y recepción de datos) son las principales características a tener en cuenta antes de analizar una oferta de hosting. Si cualquiera de los anteriores tiene un valor muy bajo o limitado, puede ser que no sea suficiente si nuestro proyecto es complejo o tiene muchas visitas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *