La automatización en talleres está de moda

La tecnología se ha ido integrando paulatinamente en la mayoría de los aspectos de nuestra vida. Poco a poco introducimos la automatización como regla, por ejemplo, ahora los coches son automáticos, los pedidos a domicilio se puede realizar cómodamente desde una aplicación web y podemos controlar casi cualquier electrodoméstico inteligente desde un smartphone.

La tecnología automatizada simplifica la vida personal y profesional. Nos permite implementar un sistema que completa acciones o tareas sencillas de replicar, es decir, tareas que se repiten con regularidad y no necesitan mucha creatividad.

Beneficios de la automatización en talleres

Si lo pensamos un poco, nos quedaríamos asombrados de todas las tareas que se pueden automatizar. Además de hacer reducir los procesos largos y aburridos, la tecnología automatizada aporta muchas ventajas a una compañía, especialmente a los talleres profesionales.

El uso de distintos tipos de máquinas orientadas a la automatización y equipadas con brazos robóticos, procesadores, sensores o cámaras permite reemplazar a una parte importante de la mano de obra requerida en un taller, acortando así los tiempos y mejorando la productividad.

Las máquinas CNC (control numérico computarizado) permiten la introducción de coordenadas numéricas para ajustar al milímetro distintos procesos de fabricación, como cortes, impresión, pintura o cualquier otro tipo de operación.

Empleados productivos

Esta automatización tiene un gran impacto para los empleados, liberándolos de cargas de trabajo lentas y poco productivas para poder realizar tareas más específicas de su trabajo. Además, permite al empleado centrarse en mejorar sus habilidades profesionales como el liderazgo.

Dar nuevas oportunidades a los empleados, hará que sean más productivos. Normalmente, una empresa suele crecer y tener éxito cuando el personal esta comprometido y feliz.

Ahorro de dinero

Uno de los factores principales por los que una empresa no invierte en la tecnología de la automatización es el coste, ya que los sistemas robustos tienen un precio elevado. Las empresas solo piensan que utilizar esta tecnología es una alta inversión, sin embargo, no comprenden que el alto rendimiento que se consigue cubre por completo los costes iniciales.

Como hemos mencionado, estos sistemas de automatización permiten aumentar la productividad de una empresa, lo que se traduce en más ingresos para la compañía. En resumen, los empleados podrán centrar todas sus energías en tareas que generan dinero.

Estandarizar todos los procesos

Cada taller realiza el trabajo ligeramente diferente, por lo que automatizar tareas repetitivas permitirá crear un estándar de los procesos. Este estándar será una gran ventaja a la hora de incorporar nuevas contrataciones o si cambian las funciones.

Los sistemas de automatización realizan un registro de los procesos estandarizados y son ideales para determinar exactamente cuáles son sus puntos flojos. También permite realizar un cambio mínimo y visualizar cómo afecta al resultado. Podemos modificarlo para encontrar el flujo de trabajo que más beneficie a la productividad del taller.

En definitiva, la tecnología predominante es la automatización. El cambio de los procesos tradicionales a los más innovadores puede resultar difícil, pero tan sólo es cuestión de empezar. Cuando se hayan identificado las tareas repetitivas y que quitan mucho tiempo, entonces es el momento de buscar los sistemas de automatización que pueden ser más beneficioso.

La automatización también funciona en otros departamentos

No todo es mecánica dentro de un taller. Casi todas las empresas suelen tener departamentos donde se podría mejorar algunos procesos si se automatizaran. Hay muchos sistemas diseñados específicamente para ciertos departamentos, otros ofrecen soluciones a los procesos más aburridos.

Algunos ejemplos automatización de tareas en otros departamentos son:

  • RRHH. Automatizar las solicitudes que se necesiten para que se dirijan directamente al responsable de RRHH, al empleado o al profesional.
  • Servicio de atención al cliente: automatización de las consultas de los clientes a través de un chatbot con IA.
  • Marketing: automatizar los servicios de mensajería en función de que un cliente potencial realice una acción determinada.
  • Ventas: automatizar la investigación sobre clientes objetivos o potenciales para un futuro contacto más adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 5