La solución energética sostenible: los paneles solares

Aunque estemos inmersos todavía en medio de la situación derivada de la pandemia, no debemos olvidar nuestros compromisos con el medio ambiente. Aunque no seamos conscientes, los niveles de emisiones globales de gases contaminantes siguen siendo extremadamente altos, por lo que debemos hacer lo posible por dar la vuelta a esta situación. Como individuos, cada vez hay más alternativas para conseguir una energía limpia desde nuestros hogares, no sólo reduciendo el impacto negativo sobre el planeta, sino también ahorrando en la factura eléctrica a final de mes. La energía fotovoltaica es el presente y el futuro de muchos hogares, ya que el clima suave y las horas de sol de nuestro país lo convierten en un candidato ideal para este tipo de energía renovable. En este artículo, repasamos las ventajas de la energía fotovoltaica.

Cómo funciona la energía fotovoltaica

Saber cómo funcionan las placas solares y sus características permiten beneficiarnos de la energía solar y todas sus ventajas. Este tipo de instalación se puede ver en los tejados de muchos hogares, ya que su puesta en marcha y mantenimiento son relativamente sencillos. La energía fotovoltaica funciona de la siguiente forma: la energía del sol impacta contra las placas, que la convierten en energía eléctrica. Esta corriente continua se transforma en corriente alterna por un inversor solar y ya está lista para el autoconsumo en casa. La energía fotovoltaica tiene múltiples usos en diferentes sectores. En nuestra casa la podemos utilizar para la piscina, los electrodomésticos, el agua caliente, la calefacción, el alumbrado, cargar un coche eléctrico, el riego automático incluso para el ascensor. En otros sectores puede ayudar a proporcionar energía en barcos, aviones y en cualquier tipo de industria.

La importancia de las energías renovables

Sin duda, una de las ventajas principales de la energía solar es que es 100% limpia. Eso significa que para su producción no se ha generado ningún residuo. Asimismo, la energía solar se trata de una fuente inagotable, por lo que una inversión en paneles solares puede seguir siendo rentable dentro de menos de 10 años. Con este tipo de acciones ayudamos a frenar el cambio climático, un compromiso inaplazable con nuestro planeta que a veces parece que olvidamos. Aunque en el pasado las leyes han limitado la instalación de placas fotovoltaicas, cada vez más los países hacen normas más favorables e incentivan la instalación de placas y la formación de técnicos en energía solar, tal y como explica la empresa noruega de autoconsumo, Otovo, una de las compañías con más experiencia en este sector.

Cómo empezar a generar tu propia energía

El autoconsumo solar es una alternativa cómoda y económica para abastecer tu hogar. El clima soleado de nuestro país lo convierte en ideal para generar energía solar. La instalación de las placas es muy sencilla así como su mantenimiento, por lo que puedes incorporar energía fotovoltaica en tu hogar en menos tiempo del que piensas. Hay dos tipos de autoconsumo residencial, el conectado a la red y el desconectado. El primero, habitual en urbanizaciones, permiten vender el excedente de energía y obtener compensaciones. En el autoconsumo aislado, la energía excedente se puede almacenar en baterías, pero no es posible venderla, por lo que la inversión inicial puede ser superior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

32 − 30 =