Tecnología para el control de horarios

Desde hace poco más de un año en España, la ley exige a las empresas el registro de la duración exacta de la jornada de trabajo. No importa cuál sea la modalidad de trabajo: tiempo parcial, trabajo en remoto, trabajo presencial, contratos por horas, trabajo nocturno o guardias. Todas ellas exigen registrar de forma diaria el inicio y el fin de la jornada realizada por el trabajador.

Antes de llegar esta ley en mayo de 2019, muchas empresas realizaban registro de la jornada laboral, pero lo hacían para tener un control interno y, sobre todo, para evitar el absentismo laboral o el incumplimiento de horarios. El enfoque del control horario exigido por la nueva ley está orientado a evitar el abuso hacia los trabajadores y las horas extra no remuneradas.

Control horario mediante máquinas para fichar con tarjeta

Este tipo de dispositivo ha sido uno de los más extendidos en empresas. Normalmente, cada empleado dispone de una tarjeta con un identificador único, que le permite, ya sea mediante proximidad o insertando la tarjeta en un terminal físico, registrar todas sus entradas y salidas del centro de trabajo.

La mayoría de empresas incorporan el reloj de fichar en su entrada, teniendo el empleado que usar la tarjeta cada vez que entra o sale del centro de trabajo, ya sea para descansos, visitas al médico o salidas relacionadas con el propio trabajo. En otras empresas, solamente se registra la entrada y la salida para cumplir estrictamente con la ley.

Control horario mediante dispositivos biométricos

Un dispositivo biométrico es un terminal de seguridad que permite, mediante sensores especializados, identificar atributos físicos como huellas dactilares, patrones oculares, características faciales o la voz. La mayoría de dispositivos biométricos permiten identificar a los usuarios de manera única con un margen de error mínimo.

El control horario mediante un terminal biométrico cada vez es más habitual, ya que evita los problemas de tener que crear tarjetas para cada usuario, los fallos del sistema por el olvido de tarjetas o la pérdida de las mismas. El uso de terminales biométricos, además, evita la posibilidad de engañar al sistema compartiendo tarjetas entre distintos usuarios. No puedes conseguir que un compañero de trabajo fiche por ti si el dispositivo es biométrico.

Otras tecnologías implicadas

Los avances en tecnología han permitido a los sistemas de control horario mejorar mucho durante los últimos años.

Hace años, todos los datos e informes generados por el terminal de control se almacenaban de forma local en las oficinas del centro. Esto generaba ciertos problemas, como el incumplimiento de políticas de privacidad o la necesidad de crear copias de seguridad manuales.

Hoy en día, muchas soluciones de control horario nos ofrecen la posibilidad de almacenamiento en la nube, lo que soluciona los problemas anteriores y, a la vez, nos ofrece mayores comodidades, como por ejemplo, el poder disponer de una aplicación móvil para consultar todos los datos e informes en tiempo real. Empresas del sector como neikom incorporan tecnologías cloud en sus productos de forma opcional. Este acceso a la nube suele tener unos costes anuales bastante bajos y es .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + = 25