Tipos de conexión a Internet, ¿cuál es la mejor opción para contratar?

A la hora de conectarse a Internet desde casa, desde la oficina o cuando estamos de viaje, existen distintas opciones que podemos considerar.

En este artículo te hablamos acerca de las principales formas de conectarse a Internet, incidiendo en sus ventajas e inconvenientes. Con esta información podrás saber en todo momento qué tipo de conexión te conviene más.

Conexión por fibra óptica

La conexión por fibra óptica es la más rápida y la más extendida en las ciudades más pobladas del mundo.

La fibra posee muchas ventajas que no poseen otros métodos de conexión, siendo su principal característica tener un mayor ancho de banda, lo que significa en la práctica una mayor velocidad de la conexión. Se pueden enviar y recibir muchos más datos en menos tiempo.

Además, la fibra permite cubrir distancias más lejanas entre sí y tiene una mayor flexibilidad. También mejora la latencia, lo que la hace ideal para videoconferencia y videojuegos. Además, ofrece una seguridad mayor que otro tipo de conexiones.

En definitiva, siempre que la fibra esté disponible, es tu mejor opción si lo que buscas es calidad en tu conexión a Internet.

Existen muchas ofertas de fibra que en sus modalidades más económicas pueden tener 100Mbps de velocidad desde 19,90€ al mes, como sucede con la oferta básica de radiokable, empresa de referencia en la distribución de fibra en Granada.

Conexión con datos móviles

La conexión 4G/5G (o 3G o GPRS cuando no están disponibles las tecnologías anteriores) es la segunda más extendida en la actualidad y es en la que se basan las tarifas de datos de todos los dispositivos móviles.

Siempre que necesitemos una conexión móvil que no dependa de un domicilio en concreto, será una excelente opción a considerar. Son perfectas para utilizar con nuestro equipo portátil, smartphoneo tablet, sobre todo cuando estamos en viajes de trabajo o de vacaciones.

También es una opción interesante cuando necesitamos contratar una conexión a Internet en zonas rurales, ya que suele ser más difícil encontrar conexiones de fibra o ADSL en zonas despobladas o con poca accesibilidad.

Conexión ADSL

Durante muchos años ha sido la conexión a Internet de la mayoría de hogares españoles, pero, hoy en día, se ha visto desplazada por la fibra óptica y cada día tiene menos cobertura. Con unos precios similares a los de la fibra, la principal desventaja de la conexión ADSL es tener una velocidad inferior a la de la fibra. Además, tiene una latencia más alta y, generalmente, una calidad del servicio inferior.

En casi todas las provincias de España, las compañías han dejado de ofrecer tarifas ADSL y están ofreciendo fibra en su lugar. En provincias como Granada, la fibra Granada tiene ya mucho más mercado que el ADSL.

Conexión por radio

La conexión por radio permite a las zonas rurales disponer de una calidad a Internet más que aceptable cuando no tienen la opción de contratar fibra óptica.

A pesar de que cada día más zonas rurales tienen fibra, existen zonas de montaña o muy alejadas de centros urbanos donde no es rentable cablear este tipo de conexión. Para esas zonas, la conexión por radio permite disponer de Internet incluso en zonas donde no existe cobertura móvil.

Una de las desventajas de este tipo de conexión es que tiene una mayor latencia, pero si nuestra intención no es jugar a videojuegos de forma profesional, seguro que apenas notamos la baja latencia.

La conexión por radio es muy recomendable si vives en una zona rural o si la visitas en tus vacaciones. Puede llegar a aportar mayor velocidad y estabilidad que el resto de opciones en la misma zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 6 =