La batalla está servida: Bitcoin, Ripple y Ethereum. ¿Son las criptomonedas el futuro?

Las criptomonedas, o divisas digitales, aparecieron como concepto en el año 1998, siendo descritas por primera vez por Wei Dai. La idea principal de este concepto era usar un tipo de moneda que fuese descentralizada y que utilizara el concepto de la criptografía como forma de control. Han pasado ya unos años, sin embargo, la idea ha prevalecido, existiendo en la actualidad una cantidad de monedas que supera las 2500, y que sigue creciendo cada día.

Pero no todas las criptodivisas son iguales, por lo que algunas de ellas han conseguido sobresalir sobre otras, siendo ya las más utilizadas a lo largo del mundo. Entre la lista de monedas más conocidas y usadas están XRP, nombre de la divisa que utiliza ripple; el Bitcoin y Ethereum. Muchos de los que estáis leyendo este artículo conoceréis al menos una de estas monedas. Para los que aún desconocen algunas de ellas, conozcamos más acerca de ellas y el futuro que les espera.

XRP

Comenzando por XRP, la moneda que opera en el sistema digital de pagos de fuente abierta Ripple que utiliza la tecnología de Blockchain, podemos decir que se considerada la tercera más importante, debido a la capitalización de la misma en el mercado. A diferencia de las otras dos, XRP no puede ser minada, ya que todas las monedas virtuales (tokens) han sido generadas, siendo una de las más populares entre los inversores, debido a su seguridad, tan importante en informática hoy en día.

Existe una cantidad total de 100 mil millones de esta criptomoneda, de los que Ripple es titular de un 60 %. A pesar de estar por debajo de las otras dos criptodivisas con las que comparte la tabla de honor, es cierto que está tomando mucho valor en los últimos tiempos, debido al uso de RippleNet por parte de los bancos para realizar transferencias a nivel mundial, reemplazando el sistema SWIFT. Además, sus operaciones son más rápidas con una media de 3 a 5 segundos. El Ethereum suele utilizar un tiempo de 2 minutos para realizar una operación y el Bitcoin hasta 30 minutos.

Ethereum

En la segunda posición encontramos a Ethereum. En los últimos meses la empresa de intercambio de criptomonedas, ErisX, se ha encargado de llevar su futura comercialización a los Estados Unidos, convirtiéndose en el segundo producto derivado de criptodivisas del país. El contrato de futuros Ether se centra en el intercambio de valores entre esta moneda y el dólar americano. Además, cuenta con un gran respaldo que se basa en clientes corporativos que, unidos a la capitalización del Bitcoin, han hecho que su valor crezca en los últimos meses.

Bitcoin

Por último, la criptomoneda por excelencia, el Bitcoin. Hay quién asegura que esta será la moneda del futuro, augurándole una muy buena trayectoria en los años venideros. Esto se debe, en parte, al uso de la misma no solo de manera online sino también en establecimientos con nombres tan conocido como Starbucks o Burguer King, entre otros; así como en obras de caridad a lo largo del mundo, que no han hecho más que acelerar y extender su uso. Esto, sumado a su utilización como reserva de valor en países como Venezuela y la seguridad que ofrece, comparada en numerosas ocasiones con la de las aplicaciones bancarias, han hecho que alcance su precio máximo histórico.
Como hemos podido ver la industria de las criptodivisas está expandiéndose de una manera muy rápida. Tanto el importe de la misma, como los recursos con los que cuenta, o la experiencia que ofrecen a sus usuarios ha llegado ya a unos niveles mayores de los esperados desde el uso de Internet. Esto no indica que en un futuro tengan éxito, sin embargo, hay algo que está claro y es que el presente es suyo.

Fuente imágenes: Pixabay.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *